Los beneficios demostrados del Tummy Time

El Tummy time es la expresión anglosajona para denominar el tiempo que ponemos al bebé boca abajo para favorecer su desarrollo. Para que vayan adquiriendo todos los hitos motores como levantar la cabeza, voltearse o gatear es necesario que tengan unos músculos del cuello, la espalda y el abdomen fortalecidos y para ello es importante pasar tiempo boca abajo.

A los adultos nos gusta ir al gimnasio para estar fuertes y saludables ¿verdad? Pues bien, nuestros bebés necesitan también “ir al gimnasio” pero su entrenamiento se hace en casa favoreciendo el Tummy time desde el primer mes de vida, siempre después de que se les caiga el cordón umbilical. Los pediatras afirman que una de las mejores formas de fortalecer el cuerpo del bebé es colocarlo sobre su barriguita en el suelo mientras se encuentra despierto y con interés por jugar.

Cómo practicar el Tummy time según la edad

Cuando son recién nacidos se puede iniciar a los bebés en esta posición poniéndolos sobre tu pecho o sobre tus piernas por unos pocos minutos dos o tres veces al día o se puede aprovechar los cambios de pañal en el cambiador. El tiempo que pongas a tus peques boca abajo deberá ser progresivo, empezando por unos pocos minutos varias veces al día y aumentando la frecuencia y duración de esta actividad conforme se vaya acostumbrando y creciendo.

Siempre deberás buscar momentos en los que el peque o la peque esté contento, alerta y tranquilo evitando los momentos de llanto o enfado. Es probable que al principio no le guste demasiado estar boca abajo, pero la voz de mamá será la mejor motivación para intentar levantar la cabecita.

Cuando el bebé vaya creciendo puedes empezar a practicar el Tummy time sobre una manta en el suelo o sobre una pelota, sobre un rulo o toalla. Además, será interesante incorporarlo a la rutina diaria; tras el baño, mientras lo vistes, durante el juego, etc Y no lo olvides ¡siempre deberá ser un momento divertido!

¿Por qué practicar el Tummy time con tu bebé?

Los estudios demuestran con evidencia científica que el tiempo en el suelo trae numerosos beneficios a los bebés. El Tummy time:

  1. Mejora la coordinación: para estar boca abajo el peque o la peque necesita usar todas sus extremidades para apoyarse o moverse.
  2. Evita la plagiocefalia posicional: el aplanamiento o deformidad de los huesos del cráneo provocada por pasar mucho tiempo boca arriba en posición de decúbito supino.
  3. Fortalece la musculatura extensora del cuello que ayudará al control de la cabeza. La fuerza de la gravedad ofrece resistencia y provoca un mayor trabajo que si el peque se encuentra en posición decúbito supino.
  4. Los bebés que tienen tortícolis pueden beneficiarse de estar boca abajo ya que ayuda a liberar tensiones
  5. Mejora el sistema visual favoreciendo el seguimiento de los objetos, la coordinación óculo-manual y la fijación visual,
  6. Aumenta el interés del bebé por el entorno que le rodea: el Tummy time es una forma de exploración del espacio y esto les vuelve más curiosos e imaginativos.
  7. Favorece el desarrollo de habilidades motoras como el volteo, la reptación, el apoyo en cuatro puntos, etc.
  8. Fortalece el lazo familiar: aumenta el vínculo del bebé con la persona que le acompaña durante el ejercicio. Es un rato de juego así que transmite emociones positivas y favorece el desarrollo de la inteligencia emocional. Siempre buscaremos la interacción con la persona adulta o con el juguete para que se produzca la mayor activación posible de las diferentes estructuras del bebé.
  9. Mejora el tránsito intestinal y facilita la eliminación de gases
  10. Puede prevenir la aparición temprana de la obesidad infantil ya que aumenta la actividad física del bebé ayudando a que no aumente su masa grasa total.

 

Contraindicaciones

Para dormir el bebé siempre deberá estar boca arriba para prevenir la muerte súbita por lo que el Tummy time siempre se debe practicar cuando el peque o la peque este muy despierto.

Además, se deben evitar los momentos tras las comidas. Conviene dejar pasar por lo menos 30 minutos tras la ingesta para evadir problemas de reflujo. Y como hemos dicho antes, siempre habrá que esperar a que se caiga el cordón umbilical.

 

Tras leer este post deseamos que disfrutes de los momentos de Tummy time con tu bebé. Ayúdate de juguetes apropiados a su edad que le motiven y le provoquen curiosidad, aunque la mayor motivación será siempre la voz de mamá y papá. Y recuerda, favorecer el Tummy time es dar a tu peque la oportunidad para moverse libremente y sin restricciones.



¡Únete a nuestra comunidad!

¡Únete a nuestra comunidad!

Y recibe por email las últimas novedades y actualizaciones sobre nuestro centro

¡Perfecto! Ya eres parte de Izaskun Montori