Punción seca

«La Punción seca es una técnica de fisioterapia que utiliza agujas de acupuntura para tratar ciertas dolencias»

Se trata de una técnica invasiva que consiste en introducir la aguja en la piel para generar una microrrotura en las fibras musculares y estimular así el sistema nervioso para disminuir el dolor a nivel local.
La punción seca está indicada en aquellos puntos musculares que se relacionan con el dolor u otros síntomas que presente el paciente. Son los denominados puntos gatillos, focos hipersensibles producidos por la tensión excesiva del músculo y en consecuencia por la disminución del aporte sanguíneo a la zona.
Son puntos que cuando se tocan aparece un dolor muy localizado que puede también irradiar hacia otra zona. Además, se puede encontrar fácilmente porque el músculo presenta un espasmo al comprimirlo.
Los puntos gatillo pueden producirse por causas muy diversas, movimientos repetitivos, corrientes frías que afectan directamente al músculo, mantener el músculo en posición acortada durante bastante tiempo, golpes, inyecciones, etc.

¿Existen riesgos por la utilización de esta técnica?

Los riesgos son mínimos. Al pinchar puede molestar y puede producir una sensibilización de la zona durante las 48h posteriores pero el dolor post-punción irá disminuyendo progresivamente llegando a aliviar los síntomas iniciales del paciente. 

También se puede producir un pequeño hematoma local si se pincha algún vaso sanguíneo o síntomas neurales si se contacta con alguna rama nerviosa. Pero ambas situaciones no suponen mayores consecuencias. 

BENEFICIOS

Los beneficios de este tratamiento pueden mantenerse hasta doce semanas pero nunca deberá usarse como una técnica aislada sino como una más de las que dispone la fisioterapia para tratar las patologías de los pacientes.

  • Muy efectiva para combatir los Puntos de Gatillo Miofasciales y a nivel muscular.
  •  Llega a tejidos que manualmente es muy complejo abordar.
  • Ayuda a curar lesiones crónicas.
  • Acelera la recuperación de una lesión reduciendo los tiempos de espera.
  • Se produce una inmediata disminución del dolor de más de un 20 por ciento, seguida de otra mejora paulatina en los días posteriores al tratamiento.
  • Después de 48/72 horas el tejido se regenera totalmente, por lo que ni siquiera se hablaría de cicatrización

Lo importante es llegar a la raíz del problema, a la causa del dolor porque sino solo conseguiremos resultados efímeros y los dolores volverán a aparecer.

¡Únete a nuestra comunidad!

¡Únete a nuestra comunidad!

Y recibe por email las últimas novedades y actualizaciones sobre nuestro centro

¡Perfecto! Ya eres parte de Izaskun Montori